Bosch en Argentina
La Corrupción tiene remedio - Estar en conformidad con el Código de Conducta nos conecta con nuestros valores.

La Corrupción tiene remedio

Estar en conformidad con el Código de Conducta nos conecta con nuestros valores.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Salud insuficiente, mala educación, falta de empleos, violencia al alza. Por décadas, estos fueron considerados los mayores problemas de Brasil, según encuestas de opinión.

En los últimos años, sin embargo, una nueva dificultad se sumó a la lista: la corrupción. Aunque asombra al país desde hace siglos, es en la seguidilla de escándalos revelados por la Operación «Lava Jato» que esta pasa a integrar este triste ranking.

Una encuesta realizada en 2015 por el Instituto de Investigación Datafolha mostró que, por primera vez, la corrupción es vista como el mayor problema del país. Los números variaron desde entonces, pero el tema aún aparece en los primeros puestos en el ranking. En los sondeos de este año, osciló entre el primer lugar (en abril, con el 21%) y el tercero (en septiembre, con el 14%).

Los mayores problemas de Brasil, en la opinión de los brasileños

Corrupción - 21%

Salud - 19%

Desempleo - 13%

Learning_2

Educación - 10%

Compensation

Economía - 4%

Las prisiones de políticos o servidores de alto rango refuerzan la idea de que los escándalos siempre implican a algún agente público deshonesto. Con la política en el centro de atención y en lo alto de las páginas de los periódicos, la sociedad deja de tener en cuenta otras facetas.

La corrupción está tan conectada con el agente que es hasta difícil entender que no es exclusivamente pública. Sin embargo, también ocurre en el medio privado. Si un comprador de una empresa beneficia a determinado proveedor que le ha pagado una ventaja indebida, está cometiendo un acto de corrupción.

Usted da el tono de su organización

Bosch está comprometida con los principios de transparencia, y desde 1995 es miembro de la Organización Transparencia Internacional, una institución sin fines de lucro, activa en más de 90 países y que pretende combatir la corrupción en los negocios, la política y la sociedad.

La empresa también está comprometida con los Objetivos de Desarrollo Sustentable, como es el caso del ODS nº 16 - Paz, Justicia e Instituciones Eficaces.

En 2008, la empresa creó el área de Compliance. En ese mismo año, se lanzó un código de conducta, con normas que la empresa exige de sí misma, así como de sus colaboradores, proveedores, representantes e intermediarios, y en la relación con gobiernos.

En Brasil, reglas adicionales sobre relaciones con organismos gubernamentales fueron elaboradas después que la Ley Anticorrupción (2013) entrara en vigor.

Lo que está y lo que no está permitido en Bosch

La ética de una empresa está ligada no sólo a cada colaborador, sino también a los buenos ejemplos que ellos pasan.

Employees are being trained in the new standards. "We instruct them, always request a formal invitation from public entities before a meeting. This should have a predefined agenda and the employee should never go alone," says Harold Bouillon, Director of Compliance at Bosch.