Bosch en Argentina
Noticias

Bosch posibilita que “las cosas” puedan hablar entre ellas en el IoT

Las DLT devuelven la confianza en internet

17.05.2019

  • Conectividad para la movilidad, la industria y la vida
  • Ecosistemas y plataformas abiertas crean una “economy of things” (economía de las cosas)
  • Primer Foro de Confianza Digital con expertos internacionales
  • Denner, CEO de Bosch: “Necesitamos plataformas seguras y abiertas, y un internet en el que los usuarios tengan el poder de decidir por sí mismos".
Denner, CEO de Bosch

Stuttgart y Berlín, Alemania – Bosch ha logrado el siguiente hito en el camino para convertirse en un proveedor líder mundial del IoT. El primer avance de la compañía fue proporcionar a los automóviles, máquinas, edificios y otros objetos cotidianos conectividad - millones de veces. En 2018, Bosch vendió 52 millones de productos habilitados para internet, un tercio más que en el año anterior. Utilizando su propia IoT suite de código abierto, la empresa ha conectado ya más de 10 millones de dispositivos de varios fabricantes. Bosch está trabajando ahora con ‘partners’ para permitir que las “cosas” se comuniquen e interactúen en ecosistemas seguros. El proveedor líder de tecnología y servicios está ofreciendo una imagen del futuro de la movilidad, la industria y la vida conectada en el Bosch ConnectedWorld 2019 (BCW19) en Berlín, un encuentro de la industria bajo el lema "Desde el internet of things hasta la economy of things". Las tecnologías de registro distribuido, DLT (Distributed Ledger Technologies), como el blockchain, pueden convertirse en la tecnología clave de estos dominios. "Al fusionar los dominios físicos y digitales, estamos facilitando la vida cotidiana de las personas", dijo Dr. Volkmar Denner, CEO de Bosch, en el BCW19 ante unos 5.000 aficionados a la tecnología del ámbito político, empresarial, científico y público. "En el futuro, las cosas no solo se conectarán para comunicarse, sino que harán negocios entre ellas".

Las DLT como tecnologías clave para la “economy of things”

Bosch espera que, para el año 2025, el mercado global de las DLT podría alcanzar, en euros, una suma de once a doce cifras. Bosch está interesada estratégicamente en estas tecnologías, ya que marcarán el comienzo de la "economy of things" (“economía de las cosas”), que permitirá que las cosas se comuniquen de manera independiente con otras cosas conectadas e, incluso, que suscriban contratos inteligentes por sí mismas. En el dominio de la movilidad, por ejemplo, esto podría ayudar a facilitar procesos rutinarios. Se podrían producir servicios de todo tipo, como facturar automáticamente a los propietarios de vehículos por el uso de autopistas, plazas de aparcamiento y estaciones de recarga.

Un coche que negocia con las estaciones de recarga

Bosch está trabajando con el proveedor energético EnBW en un prototipo que utiliza la tecnología blockchain para mejorar el proceso de recarga de los coches eléctricos. La idea es simplificar y adaptar todo el proceso a las necesidades de los clientes, para que puedan seleccionar, reservar y pagar los servicios de recarga cuando lo deseen. Por ejemplo, el operador podría combinar el software desarrollado por Bosch para automóviles con un gestor inteligente de estaciones de recarga, que ofrezca a los clientes modelos transparentes de precios con alternativas que varían en tiempo real, según la disponibilidad de las estaciones y de la electricidad verde procedente de fuentes renovables. La transacción completa - reserva y pago - es una operación totalmente automatizada de blockchain. Este servicio puede tener en cuenta en la ecuación las preferencias de otros clientes. Por ejemplo, alguien que tiene niños pequeños y al que le gusta el café, puede optar por una estación de recarga con algún parque infantil y cafés cercanos. Los ensayos iniciales con este nuevo sistema están en camino.

Un coche que paga sus propias tarifas de aparcamiento

Bosch y Siemens están desarrollando conjuntamente una segunda aplicación, un sistema inteligente de gestión del aparcamiento basado en blockchain. En el futuro, las DLT harán que el estacionamiento sea una tarea considerablemente menor. Los automóviles se comunicarán directamente con los aparcamientos cercanos y negociarán los mejores términos. Tan pronto como el coche llegue a la entrada del aparcamiento elegido, se identificará por sí mismo en la barrera de entrada, que luego se elevará sin que el conductor tenga que retirar un ticket. El conductor también podrá abandonar el parking sin más demora, ya que el vehículo se habrá comunicado con la barrera de salida y habrá pagado la tarifa en una transacción virtual. Los conductores ya no tendrán que disponer de dinero suelto, ni preocuparse si pierden su ticket. Las dos compañías han instalado un prototipo en el campus de investigación de Bosch en Renningen y en el campus de Siemens en Múnich.

Estructuras distribuidas para devolver la confianza en internet

Las estructuras distribuidas a través de internet son el núcleo de las DLT. En lugar de unos pocos proveedores de plataformas que almacenan los datos en sus centros de datos, éstos se distribuyen en numerosos servidores. "Para generar confianza en los ecosistemas digitales, necesitamos plataformas abiertas y un internet en el que los usuarios tengan la capacidad de decidir por sí mismos", dijo Denner. Esto traerá beneficios reales a las personas. Si los usuarios están "cautivos", un proveedor de internet puede cambiar sus términos de uso a voluntad. Al obtener la independencia de los grandes actores de internet, los usuarios no tienen que aceptar a ciegas tales cambios. “Con estas estructuras distribuidas, estamos creando confianza en las plataformas de internet. Permiten que participen muchos actores", dijo Dr. Michael Bolle, miembro del Consejo de Administración de Bosch y CDO/CTO. Las plataformas distribuidas gestionadas por un ecosistema que abarca numerosos ‘partners’ iguales, están también mejor protegidas contra ataques externos.

Liderando el IoT con las tres T: things, technology, trust (cosas, tecnología y confianza)

A iniciativa de Bosch, representantes de asociaciones y organizaciones internacionales líderes, como el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE), Digital Europe, ETSI, la Fundación Eclipse, Trustable Technology, Plattform Industrie 4.0, Industrial Internet Consortium (IIC) y Trusted IoT Alliance, se reunirán en el primer “Digital Trust Forum” (Foro de Confianza Digital) en Berlín, el 16 de mayo de 2019. El enfoque principal de la reunión es cómo construir y salvaguardar la confianza en los sistemas digitales. Para 2020, se espera que el volumen del mercado mundial del IoT aumente hasta los 250.000 millones de dólares, un incremento anual del 35 por ciento. “No podemos aceptar una situación en la que la reacción abrumadora a las innovaciones digitales sea la desconfianza y el miedo. Por esta razón, el objetivo del foro es iniciar un diálogo abierto entre expertos para discutir los problemas relacionados con la confianza planteados por internet”, dijo Bolle.

5.000 participantes, 80 expositores, 150 ponentes

En el Bosch ConnectedWorld de este año, más de 80 expositores están demostrando cómo los rápidos avances del Internet of Things están creando nuevas oportunidades en el mundo laboral y en la vida cotidiana. Se espera que unas 5.000 personas se reúnan, el 15 y 16 de mayo, en el recinto “Berlin Station”, que cubre 14.000 metros cuadrados. De entre los más de 150 ponentes, destacan el CEO de Bosch, Volkmar Denner, Dr. Joachim Wenning, CEO de Munich Re, Magnus Hall, CEO de Vattenfall, y Sir Timothy Berners-Lee, inventor de HTML y fundador de la World Wide Web. En un hackathon paralelo, unos 700 programadores, empleados de ‘start-ups’ y diseñadores desarrollarán nuevas ideas para soluciones conectadas en la vida cotidiana, la movilidad, la fabricación y la logística. Este año es la sexta edición que se celebra el Bosch ConnectedWorld, que se ha convertido en uno de los foros internacionales más grandes del mundo para el Internet of Things.

Más noticias